Ser pecador, una bendición?!?!?

Hay personas que creen que ser pecador es tener una tara, un defecto. Cuando ser pecador, es una bendición.

El que se reconoce a sí mismo un pecador, esa en el camino de dejar de pecar. Entonces, el pecado es el principio del Camino de la rectitud. Aceptemos el pecado como nuestro origen, pues todos somos pecadores:»No hay un sólo hombre justo.¡Ni uno!» nos dice Pedro.

En ese conocernos, debemos aceptar con plena consciencia nuestra condición de pecadores, y no condenarnos por ello, ni vivir amargados y atados siempre a la duda o a la culpa.

El mal es el principio del bien.

Lo importante es conocerlo, y conocernos a nosotros mismos, para no volver a incidir una y otra vez en el vicio de la virtud, que es el pecado.Iashúa, en su Evangelio Apócrifo de Myriam de Magdala le dice a Pedro, que el pecado es la perversión de la mente.

El pecado en sí no existe, sólo es lo que repudia a la mente y al alma.Hagámonos seriamente esta reflexión, y recordemos que en todo caso, el exceso de hormonas, termina matando mas neuronas.-

Quien esto pueda entender, entienda.

Deja un comentario