No usarás el Nombre de Dios en vano

NO USARÁS!!.

Pero ¿Y pronunciarlo?

Traerlo constantemente a la mente, desde el corazón, y dejarlo volver tiernamente a éste, nombrando a JAVH, Dios, y dando gracias por cada latido, por cada pisada, por cada inspiración y expiración de aire que damos?

A EL, LA VIDA, la esencia y la existencia. A EL, infinita gratitud por su infinito Amor, mas allá de toda posible comprensión humana. Cómo seríamos nosotros capaces de pagar su Amor, con nuestro egoísta y torpe entendimiento del amor humano?

Cuando ganes, agradece. Cuando pierdas, agradece. Nada ocurre sin Su Voluntad, porque nosotros mismos, somos el fruto de esa Voluntad.

¿Acaso DIOS, en su Eternidad, necesitaba la compañía del hombre? ¿Necesita ser adorado, quien no tiene ninguna necesidad de existir en ninguna parte?

Cuando te levantes, agradece la noche pasada, y cuando te acuestes, agradece por el día transcurrido, y pide protección para la negrura de la noche que se avecina…

Cuando camines, da gracias por el camino, y cuando te detengas, da gracias por poder hacerlo. Cuando pienses, antes bendice tus pensamientos, para que sean puros y le alaben en su Infinita Gloria.

Piensa que tú ERES TAMBIÉN DIOS, pues estás hecho de EL. Somos parte del infinito UNO que nos puso como semilla en el Cosmos, para crear al Hombre, a Su Imagen y semejanza….

Hagamos lo posible por merecer la vida, y agradezcamos tanta belleza, que sólo se ve cuando se mira el mundo con los ojos inocentes, entusiasmados y extasiados de un niño….

Seamos niños!

Y merezcamos serlo, porque sólo aquellos que tienen el corazón puro de un niño, alcanzarán la Gloria de ver a Dios en este mundo.

Amain, amain, amain.

Dios es Grande!.

Deja un comentario