Sucesión Apostólica

Jesus consagrando unos de los 12 discipulos

Los Obispos de la Iglesia son los verdaderos sucesores de los Apóstoles y reciben el oficio del Episcopado por la imposición de las manos de otros obispos, que fueron consagrados también en un linaje ininterrumpido de los Apóstoles, que recibieron la imposición de las manos directamente de nuestro Señor Jesucristo.